Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

Villalobos: 'Los FEAR puestos en marcha por la Diputación tienen mucho que ver con la mejoría económica de los municipios sevillanos en estos años'

 

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha mantenido hoy un encuentro informativo, en el que ha estado acompañado por la diputada provincial Concepción Ufano, y su equipo en el Área de Hacienda, para informar sobre las caraterísticas de la nueva convocatoria del Fondo Financiero Extraordinario de Anticipos Reintegrables, FEAR 2016, un sostén financiero que la Institución Provincial ofrece, a coste cero, para atender las necesidades económicas y financieras de los ayuntamientos y que puedan prestar servicios básicos a sus vecinos y vecinas.

 

'Se trata de que la Diputación ponga su grano de arena para generar mayor riqueza, empleo y desarrollo en la provincia', ha dicho Villalobos, quien considera que 'la situación económica de los municipios sevillanos ha mejorado, en términos generales, con respecto a años precedentes y creo que podemos afirmar que una parte alícuota de la responsabilidad en esa mejoría es atribuible directamente a los diferentes FEAR, que hemos puesto en marcha desde la Diputación'.

 

Y, para sustentar esta afirmación, el presidente provincial ha echado mano de las cifras. Así, ha explicado que la cuantía total de la convocatoria 2016 del FEAR es de 70 millones de euros, financiados principalmente por la Diputación, aunque hay 4 millones de euros que aporta el OPAEF. Entre 2007 y 2016, la Diputación ha puesto a disposición de los municipios un total de 210 millones de euros a través de diferentes ediciones de los FEAR y, siempre a coste cero. Un dato en el que ha abundado Villalobos porque, a lo largo de la vida del FEAR, los ayuntamientos de la provincia se han ahorrado 28 millones de euros en abonos de intereses, si estas entidades locales hubieran tenido que concurrir a estos fondos a través del mercado crediticio.

 

EL FEAR 2016

 

La tramitación preceptiva de la convocatoria del Fondo para 2016 está ya en marcha, y como ha explicado el presidente, pendiente de su aprobación en una sesión plenaria de carácter extraordinario.

 

En esta nueva edición 2016, se mantienen las seis líneas de actuación que el FEAR ya había incorporado el año pasado: anticipos reintegrables para préstamos destinados al saneamiento del remanente de Tesorería; anticipos reintegrables para préstamos destinados al cumplimiento de las obligaciones que se deriven de la ejecución de sentencias firmes de los tribunales de Justicia, pendientes de pago; anticipos reintegrables para la financiación de inversiones municipales; anticipos reintegrables para la financiación de operaciones de crédito a largo plazo, realizadas con anterioridad por el ayuntamiento; anticipos reintegrables para la refinanciación de deudas con la Seguridad Social, reconocidas por la Corporación y pendientes de fraccionamiento o aplazamiento mediante convenio con esta entidad y anticipos reintegrables para atender necesidades transitorias de Tesorería.

 

Pero se producen tres novedades importantes. Por una parte, el FEAR 2016 introduce una nueva línea de actuación, que se refiere al pago de deudas de los ayuntamientos con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria. Son deudas que estén reconocidas por la Corporación y sometidas a convenio de fraccionamiento o aplazamiento con la Agencia. El plazo máximo de reintegro es el contemplado en esos convenios, sin que en ningún caso pueda exceder de 110 mensualidades.

 

Además, se contempla en el nuevo FEAR que puedan acogerse también las entidades locales autónomas, que tengan convenio vigente de delegación de facultades tributarias con el OPAEF, y no sólo los ayuntamientos.

 

Y, por último, el incremento exponencial en la dotación de esta convocatoria 2016 del FEAR. Con 70 millones de euros sobre la mesa, la cuantía del FEAR 2016 está casi duplicando la cantidad puesta en carga en la edición pasada y multiplicando por siete la cantidad que este mismo Fondo puso a disposición de los ayuntamientos en 2011, que fue de 10 millones de euros.

 

UNOS FONDOS QUE SE ADAPTAN A LAS REALIDADES DE LAS ARCAS MUNICIPALES

 

La Diputación puso en marcha la primera edición del FEAR en 2007. Según Villalobos, 'en los años más duros de la crisis económica, las primeras ediciones del FEAR las usaron los ayuntamientos para el pago de nóminas de sus trabajadores municipales. Posteriormente, se han ido incorporando al Fondo nuevas líneas de actuación, coincidentes, igualmente, con nuevas necesidades y demandas de los ayuntamientos'.

 

Así, se incorporó el anticipo reintegrable para el pago de deudas con la Seguridad Social y Agencia Tributaria. También, el anticipo reintegrable para la refinanciación de préstamos suscritos por los ayuntamientos con entidades financieras, a un alto interés, para dar cumplimiento al plan de pago a proveedores del Gobierno Central. O, ya en 2015, una edición que ha supuesto un importante salto cualitativo para este Fondo, el anticipo para el cumplimiento de las obligaciones que se deriven de la ejecución de sentencias judiciales firmes, pendientes de pago, a que hayan sido condenados los consistorios.

 

El presidente provincial opina que 'la Diputación ha desarrollado una verdadera labor de ente público financiador a través de los FEAR. Y ha suplido así una necesidad que las entidades financieras no cumplían. Desde sus orígenes, el FEAR ha sido un aliado imprescindible de los ayuntamientos sevillanos para solucionar sus problemas económicos y financieros'.

 

Sobre todo, Villalobos ha hecho mención a la labor realizada con los ayuntamientos sevillanos de menor capacidad económica. 'De los 40 millones del FEAR 2015, casi 30 millones, el 75% de la dotación total del Fondo, se concedieron a municipios menores de 20 mil habitantes. Concretamente, 5 millones de euros fueron a 20 ayuntamientos menores de 5 mil habitantes. Y 24 millones fueron a 32 ayuntamientos de entre 5 y 20 mil habitantes', ha dicho.