Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

La Diputación resuelve el 87,30% de los conflictos con el Programa de Mediación Comunitaria, en su primer año de andadura

La Diputación de Sevilla ha conseguido que el 87,30 % de los casos, que llegaron a la mediación, se resolvieran con un acuerdo total o parcial satisfactorio para las partes en conflicto, en el primer año de la aplicación del Programa de Mediación Comunitaria y Convivencia de la Provincia de Sevilla.

El dato lo ha facilitado hoy el presidente en funciones de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, quien junto a la diputada provincial de Cohesión Social, igualmente en funciones, Lidia Ferrera, ha hecho balance de los resultados del primer año de aplicación de este nuevo servicio, que, según ha destacado el dirigente provincial, 'se caracteriza por ser de carácter público, universal y gratuito y ofrecido por profesionales de la Administración, un servicio que sólo se presta con este perfil por las diputaciones de Sevilla y Barcelona'.

Villalobos ha reivindicado el peso que tienen las políticas sociales en la actuación de la Diputación. 'Me lo habéis oido en muchas ocasiones, un pilar fundamental en las políticas de esta casa son las acciones sociales, con coberturas que no sólo no hemos dejado de prestar, sino que hemos sido capaces de seguir incrementando recursos. El Programa de Mediación se suma a todas las acciones que desarrollamos para ayudar al bienestar emocional de los sevillanos'.

La Diputación de Sevilla ya ofrecía un servicio de mediación desde 2009, que se desarrollaba mediante convenio con una asociación sin ánimo de lucro. Pero es en septiembre de 2013, cuando el Área de Cohesión Social e Igualdad cambia el perfil del servicio para adecuarlo a la realidad de la provincia .

Así nace el Programa de Mediacion Comunitaria y Convivencia de la Provincia de Sevilla, desplegado en todos los municipios menores de 20 mil habitantes a demanda de cada ayuntamiento, y desarrollado de manera itinerante por la Diputación, que apoya los puntos de mediación de cada ayuntamiento, que se vienen implantando por fases.

La financiación de este servicio asciende a 40 mil euros, invertidos en formación de nuevos mediadores a través de convenios desarrollados con instancias universitarias, a los que hay que sumar 10 mil euros anuales en la prestación del servicio.
LOS RESULTADOS DE UN AÑO DE MEDIACIÓN EN LA PROVINCIA

Villalobos ha publicitado los resultados del Programa que se refieren al periodo comprendido entre 2014 y abril de 2015. En esa horquilla, se han solicitado 125 demandas de mediación, de las que 6 estaban ya bajo proceso judicial cuando llegaron a mediación (se realiza la mediación por indicación del juez a las partes), y las restantes 119 eran pre-judiciales. Un total de casos que implica a más de 300 personas.

Son procesos que han movilizado más de 500 sesiones informativas individuales con las partes y 74 sesiones informativas conjuntas, además de 70 reuniones de acuerdos. Se cerraron totalmente 72 casos. Otros 26 no continuaron tras la sesión informativa. Se llegó a 63 acuerdos totales o parciales, mientras que sólo en 9 de los casos no se llegó a acuerdo. Es decir, que el 87,30% de los casos que llegaron a la mediación acabaron con un acuerdo total o parcial satisfactorio para las partes en conflicto.

Y en lo que se refiere al tiempo, el 52,95% de los acuerdos se consiguieron en procesos que duraron menos de 1 mes. Otro 27,45%, de los procesos duraron entre 1 y 2 meses. El 11,76% duraron entre 2 y 3 meses y sólo el 7,84 % de los procesos de mediación duraron más de 4 meses. Como se puede deducir, se trata de procesos que se traducen en un considerable ahorro de costes, tanto económicos como emocionales, para la sociedad sevillana.

En cuanto a la tipología de los casos en los que se ha producido la mediación. El 55,29% de los procesos han sido de mediación familiar: rupturas matrimoniales, rupturas de pareja de hecho, revisión de convenios reguladores, crisis de comunicación entre los miembros de la familia, situaciones de cuidados a dependientes, dificultades educativas con adolescentes, etc. El 29,83% son procesos de mediación civil: conflictos urbanísticos, de linderos, agresiones, comportamientos incívicos, ruidos, conflictos en la utilización del espacio público y situaciones de exclusión social (en un porcentaje más pequeño éstas últimas).

El 16,72% son procesos de mediación vecinal: obras, convivencia y limpieza de espacios de la comunidad, olores, animales, impagos de cuotas, etc. Y otro 8,16% son procesos de mediación mercantil: herencias y sucesiones, conflictos entre empresas, conflictos de competencia y competitividad, etc. Por último, se detecta otra casuística que opta por la mediación a la hora de resolver conflictos en el ámbito educativo: problemas entre alumnos, entre profesores y alumnos o entre padres y profesores.

MEDIACIÓN AL ALZA DESDE 2009

En cuanto a los resultados desde el 30 de junio de 2009 al 15 de mayo de 2015, la Diputación ha atendido un total de 494 casos y 1.273 personas en este servicio mediador. Y de ese total, el 45% de los casos se han resuelto a través de la mediación. El resto se orientaron a través de soluciones como el arbitraje, la conciliación o la vía judicial. También en un 5% de los casos de mediación, alguna de las partes desistió de la resolución pacífica del conflicto.

Y de los casos mediados, que son 222, están cerrados hoy por hoy, con acuerdo de las partes, el 68%; mientras que otro 18% cuenta con actas de acuerdos parciales. En cuanto a la tipología de los conflictos mediados: familiares, 48% de los casos; vecinales, o por actividades económicas (ruidos, obras, olores, impagos, etc.), 49%; situaciones de exclusión social o socio sanitarias , 1% y de carácter mercantil, 2%.

LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN

Durante todo 2014 y hasta abril de 2015 se ha desarrollado el plan de formación de mediadores. Una iniciativa por la que técnicos municipales reciben la formación que les habilita para ser mediadores en sus ayuntamientos, coordinada por la Diputación.

La primera fase ha afectado a 15 municipios del área de El Pedroso. En concreto, a Alanís de la Sierra, Alcolea del Río, Cantillana, Cazalla de la Sierra, Constantina, Guadalcanal, El Pedroso, La Puebla de los Infantes, La Campana, Lora del Río, Las Navas de la Concepción, Peñaflor, San Nicolás del Puerto, Tocina y Villanueva del Río y Minas.
En este mismo mes de junio ha concluido la formación de la segunda fase de mediadores, que implica que 31 pueblos de Sierra Sur y Campiña contarán con mediadores en sus ayuntamientos.
En este caso, Aguadulce, Algámitas, Badolatosa, Casariche, El Rubio, El Saucejo, Estepa, Gilena, Herrera, Roda de Andalucía, Lantejuela, Lora de Estepa, Los Corrales, Marinaleda, Martín de la Jara, Osuna, Pedrera, Pruna, Puebla de Cazalla, Villanueva de San Juan, Arahal, Cañadas Rosal, Coripe, El Coronil, El Viso del Alcor, Fuentes de Andalucía, Luisiana, Los Molares, Marchena, Montellano y Paradas.

Y por último, ya en septiembre, pondremos en marcha la tercera fase de la formación de los mediadores provinciales en otros 45 municipios de toda la Zona del Aljarafe y de la Ruta de la Plata-Sierra Norte.

SENSIBILIZAR PARA LA MEDIACIÓN

Junto a la tarea mediadora tal cual, la Diputación ha promovido desde este servicio actividades de sensibilización de la convivencia. El objetivo es difundir las ventajas que el proceso de mediación tiene en la resolución de conflictos, de forma que se popularice entre los usuarios y evitemos que el conflicto llegue a dimensionarse en ámbitos judiciales.


En este sentido, se han ofrecido sesiones presentando el Programa en ayuntamientos, con los técnicos municipales de los servicios sociales, con centros educativos, con políticos, con padres y madres, agentes sociales, etc.

En definitiva, la mediación intenta cambiar la perspectiva desde la que se abordan las situaciones de conflicto. Se trata, al final, de buscar nuevos modelos de gestión de situaciones conflictivas, ayudando a solucionar de forma dialogada las situaciones de conflicto y con soluciones que no tienen que estar necesariamente establecidas en las leyes.

La mediación es la solución más rápida y, en la mayoría de los casos, más barata que los pleitos judiciales ordinarios. Y además, permite a las partes mantener su relación profesional o personal más allá del conflicto y brinda la oportunidad de resolver el conflicto mediante soluciones creativas. En la mediación, las partes solucionan el conflicto por sí mismas, ellos construyen la solución, ayudados por el mediador.