Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

La Casa de la Provincia de la Diputación rinde homenaje al artista sevillano Paco Cuadrado

En la Sala Romero Murube se puede visitar la colección de grabados del artista que posee el Museo de Alcalá de Guadaíra, hasta el 13 de enero

 

La Casa de la Provincia de la Diputación de Sevilla ha querido recordar y rendir un homenaje al artista sevillano Paco Cuadrado, cuando se cumple el primer aniversario de su fallecimiento, y, con este objetivo, ha organizado, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra, una exposición que se nutre de la colección de grabados del artista que posee el Museo de este municipio.

 

La exposición, bajo el título de 'Homenaje a Paco Cuadrado. Colección Municipal de Grabado Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra', se podrá visitar en la Sala Romero Murube del Organismo Provincial, hasta el próximo 13 de enero, donde se reúnen 19 de las obras de Cuadrado, en su faceta de grabador: El abuelo, Cárcel de Jaén, El tío José, Armaos de la Macarena, Mujer sevillana, Glorieta de Bécquer, Prendas populares, Azahar, Tauromaquia, Cartuja de Sta. María de las Cuevas, Hacienda Gorzuma, Corral de las Vírgenes, Molino Azul, Homenaje al olivo, Estampida que vienen los grises, Palacio de San Telmo, Atardecer en Sevilla, Campesino de Gerena y Glorieta de los patos.

 

El resto de la muestra, hasta 40 piezas, incluye obra de una selección de autores sevillanos que, como él, son referentes del realismo social en España: como Antonio Agudo, José Antonio Sánchez Baillo, Francisco Cortés; Félix de Cárdenas, Manuel Domínguez Guerra, Wenceslao Robles, Guillermo Bermudo, David Roberts, Genaro Pérez Villamil, Francisco Cortijo o Rolando Campos.

 

Paco Cuadrado (Sevilla, 1939-2017) tenía una gran vinculación con Alcalá de Guadaíra, donde realizó sus primeros cuadros y tuvo su primer hogar independiente, y alcanzó gran complicidad con el Museo de este municipio. Fue un excelente dibujante, pintor y grabador y con este homenaje de la Casa de la Provincia de la Diputación se produce una excelente oportunidad para volver a ver parte de su obra como grabador, que constituye una de las cumbres del arte español del siglo XX.

 

El artista muestra en estos grabados gran expresividad con las gubias y el linóleo. Pero también trabajó con técnicas del aguafuerte y el aguatinta, aunque es en el linóleo donde alcanzó una maestría que ha supuesto un hito para todos los grabadores posteriores, con una obra de expresionismo sobrecogedor, vigente en su fuerza y valores estéticos, aunque se haya diluido la motivación política que los motivó en un principio.

 

En el grabado, Paco Cuadrado juega con los planos y las líneas, los contrastes en blanco y negro y la riqueza de las texturas, una técnica en la que profundiza con el curso de los años, volcado ya en una experiencia estétia de cercanía con el entorno y la naturaleza. Pero lo que convierte estos grabados en obras supremas, en opinión del grabador y pintor Guillermo Bermudo, es 'cómo traducía la luz en sombras'.

 

No es la primera vez que la Casa de la Provincia de la Diputación revisa la obra de Paco Cuadrado, al que ya le dedicó una muestra en 2009, cuando el artista celebraba sus cincuenta años de dedicación al quehacer artístico. En la inauguración de esta exposición homenaje tras su fallecimiento, han estado presentes la concejala alcalareña de Educación, Patrimonio y Museos, Mª Ángeles Ballesteros; la viuda de Paco Cuadrado y Francisco Mantecón, director del Museo de Alcalá.