Saltar navegación (alt + s)

Noticias

Javier Fernández:'en el ámbito local defiendo la doble 'G' de Gestión y de Gobierno junto con el buen uso del dinero público'

En la Jornada ‘Ética pública, integridad y buenas prácticas en el ámbito local

En el centro de la imagen, el presidente de la Diputación, el director de la Fundación Democracia y Gobierno Local, el secretario general de la Diputación y ponentes de la Jornada celebrada en la sede provincial

La Diputación de Sevilla y la Fundación Democracia y Gobierno Local han organizado la Jornada ‘Ética pública, integridad y buenas prácticas en el ámbito local’, destinada al personal público de la administración.

La inauguración de la misma ha corrido a cargo del presidente de la Institución Provincial, Javier Fernández, y el director de la Fundación Democracia y Gobierno Local, Alfredo Galán, quienes han estado acompañados por el secretario general de la Diputación, Fernando Fernández-Figueroa.

En su intervención, Javier Fernández ha expresado que ‘las administraciones locales aspiramos a las 5G, pero yo me quedo con la 2G de lo local; la G de gestión y la G de gobierno. La G de Gestión para usar bien y de manera eficiente los recursos públicos, y la G de Gobierno para tener siempre una dirección a la que dirigirnos. Y, sobre todo, buscar ese equilibrio en lo que denomino el buen uso del dinero público porque éste es de todos. Así, cuando algo es compartido, común y le pertenece a todo el mundo, hay que mirar y velar por él’. Sobre esto último, el presidente de la Diputación ha subrayado que ‘el uso de ese dinero público tiene que depender de la voluntad política, y el buen uso, del paraguas jurídico y del cumplimiento de todos esos conceptos de los que se abordan precisamente en esta Jornada’.

Ha finalizado su intervención asegurando que ‘todos somos servidores públicos y no debemos olvidar que nuestro objetivo, por encima de todo, ocupemos un espacio político o de función pública, está el hecho de que la sociedad funcione. Como servidores públicos tenemos que poner nuestra inteligencia, nuestra capacidad, talento y todos los recursos públicos que manejamos a disposición para que la sociedad cada vez sea mejor. Es nuestro mayor cometido.’

Por su parte, el director de la Fundación Democracia y Gobierno Local, Alfredo Galán, ha manifestado que ‘vivimos un tiempo en el que las administraciones públicas, también las locales, deben hacer frente a importantes retos. Tienen que adaptarse a una realidad en constante evolución: a nuevas tecnologías, a nuevas metodologías y, sobre todo, a nuevas necesidades sociales. Para superar estos retos, las administraciones tendrán que asumir cambios tanto internos como externos: en su organización y en su funcionamiento. El riesgo evidente es desnortarse. Pues bien, la brújula que debe seguir guiando el quehacer administrativo es el fiel y estricto respeto de los principios constitucionales que informan nuestro modelo de Administración. ‘En tiempos de tribulación, no hacer mudanza’. Y especialmente no hay que hacer mudanza de aquello que constituye el objeto de nuestra jornada: la ética pública y la integridad en las administraciones locales.

Tras la inauguración de la Jornada, ésta ha continuado con las siguientes ponencias: ‘Gobiernos locales y ética pública’, a cargo de Manuel Villoria Mendieeta, catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Rey Juan Carlos; ‘Conflictos de interés, incompatibilidades y ética del servicio público’, con Roberto Galán, profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Sevilla, y ‘Los códigos éticos en el ámbito de las entidades locales’, a cargo de Agustí Cerrillo, catedrático de Derecho Administrativo de la Universitat Oberta de Catalunya.

La Jornada ha concluido con una mesa redonda en torno a ‘Los sistemas de información interna como instrumentos al servicio de la integridad institucional’, coordinada por Concepción Barrero, catedrática de Derecho Administrativo de la Universidad de Sevilla y las intervenciones de Ana Isabel Jiménez, vicepresidenta segunda de la Diputación y alcaldesa de Alcalá de Guadaíra; Manuela Cabello, diputada provincial y alcaldesa de Aznalcázar, y Xavier Forcadell, coordinador del Área de Buen Gobierno, Transparencia y Participación de la Diputación de Barcelona.