Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

Fuentes de Andalucía celebra entre el 4 y el 14 de febrero su Carnaval, el más antiguo de la Comunidad y declarado de Interés Turístico de Andalucía

La localidad sevillana de Fuentes de Andalucía va a celebrar entre los días 4 y 14 de este mes de febrero la edición 2016 de su Carnaval, una fiesta que, en esta localidad, concentra una gran participación popular tradicionalmente y que cuenta con actividades muy singulares, como son: las máscaras, las murgas, el jueves lardero, la Carrera y el dulce autóctono de la fiesta, el 'entornao', un bollo de llamativo color anaranjado, que se come durante la celebración y se quema el domingo de piñata.

    Lo cierto es que el Carnaval fontaniego está considerado como el más antiguo de Andalucía, incluso por delante del de Cádiz, y está declarado Fiesta de Interés Turístico de Andalucía. Así lo han recalcado hoy, en la Casa de la Provincia de la Diputación, el alcalde del municipio, Francisco J. Martínez, y su concejal delegado de Fiestas Populares y Cultura, Luis Conde, durante el acto de presentación de la programación y novedades de esta edición.

LA HISTORIA

    Diferentes estudios realizados certifican la existencia del Carnaval fontaniego desde principios del siglo XX, de manera ya asentada, unas fiestas que comenzaban con el Jueves Lardero, que ancestralmente tenía que ver con la exaltación del cerdo, y terminaba el Domingo de Piñata. Eran tiempos en los que las familias se trasladaban a las afueras del pueblo, al entorno conocido como Fuente de la Reina, para hacer una merienda típica, a base de chacina, huevos duros, palmitos y entornaos, el dulce típico, consistente en un bollo  relleno de azúcar, canela y ajonjolí.

    En el periodo de la Dictadura de Primeo de Rivera, se sigue constatando, a pesar de la censura, la participación mayoritaria de las clases populares en el Carnaval, que alcanza su máximo esplendor con la II República, cuando las letras de las mugas y estudiantinas de la época ridiculizan asuntos antes impensables de tratar. Entre 1937 y 1955 se produce oficialmente un paréntesis en el Carnaval fontaniego, aunque están constatadas pequeñas celebraciones en casas privadas que se podían semejar a estas fiestas, ya que en ellas se cantaban coplas de estilo carnavalesco y las máscaras seguían saliendo a la calles.

    En 1957 se produce la consolidación del tradicional Carnaval fontaniego, con murguistas como Sajones, Marcelino, Alonso Lisboa y Juanillo El Gato haciendo letras que se cantan por el pueblo. Las máscaras se autorizan, a cara destapada, aunque los fontaniegos siguen tapándosela y esto produce que este Carnaval se convierta en foco de atención en toda la provincia, ya que es el único de la provincia donde se celebra y donde las máscaras salían a la calle durante el período franquista.

    En 1967 el Carnaval se reglamenta y entra en una etapa de declive que resurge con la Democracia, cuando se crea la Comisión del Carnaval, que consigue hacer volver la fiesta a lo que era típico de la localidad. A finales del siglo XX y a principios del XXI, el Carnaval de Fuentes ha recobrado nuevas murgas, ha incorporado chirigotas y comparsas y ha vinculado plenamente la participación ciudadana a las actividades vinculadas a la fiesta.

LOS ASPECTOS SINGULARES

    La celebración del Carnaval ocupa uno de los espacios más importantes dentro del calendario festivo local. Un Carnaval que cuenta con aspectos singulares, que lo diferencian del resto de los que se celebran en la provincia, que tienen influencias claramente gaditanas.

    Por una parte, están las máscaras. Los fontaniegos se disfrazan con un traje extravagante que incluye la cara tapada, ponen voz de falsete, modifican su forma de andar y componen una estética de aspecto grotesco y deforme. Se distinguen varios tipos de máscara: la de colcha, que utiliza como elemento principal de la indumentaria la ropa de cama; la estrafalaria, que se caracteriza por llevar encima todo tipo de instrumentos inservibles o la del mercadillo, que son las que venden en la calle cacharros que tienen en casa.

    Por otra, el Jueves Lardero. El Carnaval es una fiesta de despedida de la carne, por lo que se goza de ella durante todos estos días y este Jueves es el que da inicio a una semana en la que los productos del cerdo y las carnes en general son los protagonistas gastronómicos.

    Las murgas fontaniegas son agrupaciones de personas que cantan en el Carnaval diferentes coplas o canciones características de la fiesta. Es uno de los elementos más importantes del Carnaval y se identifican, totalmente, con la Calle Carrera, una de las arterias principales del pueblo, en la que se llevan a cabo la mayoría de los actos programados para estos días y por la que las máscaras pasean con sus trapos y sus falsetes, hasta que el Domingo de Piñata, se queman, junto con un entornao gigante.

PROGRAMACIÓN

    El jueves 4 de febrero se celebra el Jueves Lardero durante todo el día, en la Vereda de la Fuente de la Reina y el Parque Rural, a un kilómetro y medio del caso urbano.

    A partir de ahí, durante 8 días, se sucederán los pasacalles, bailes de disfraces infantiles, juveniles y de adultos, certámenes de agrupaciones locales, mercadillo de máscaras y todo tipo de actividades lúdicas y gastronómicas, para terminar con la quema del entornao, el domingo 14.