Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

Día de la Provincia 2018: Alfonso Guerra confiesa 'amar esta provincia y me gustaría que todos los sevillanos la amaran', mientras que Ana Rosa siente a los sevillanos 'a partir de hoy, paisanos'

El expresidente del Gobierno y la periodista, portavoces de todos los galardonados

 

El ex vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, y la comunicadora, Ana Rosa Quintana, hijos Predilecto y Adoptiva de la Provincia respectivamente, han tomado hoy la palabra, en nombre de todas las personalidades e instituciones que han recibido los honores del Día de la Provincia 2018, para agradecer a la Diputación, a las sevillanas y sevillanos los galardones otorgados.

'Los que me conocen saben que hay tres pasiones simples, pero abrumadoramente intensas, que han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la Humanidad. Es ésta la razón que me hace hoy feliz, pues en los premiados encuentro amor, conocimiento y piedad por los que sufren'.

Así ha iniciado Alfonso Guerra una intervención, en la que ha recorrido la trayectoria de cada una de las personalidades e instituciones galardonadas, recorrido trufado de su propia historia personal, con paradas en los hitos de su formación política, sus veinte años de lucha clandestina contra el régimen franquista, su contribución al actual texto constitucional o sus once legislaturas en el Congreso de los Diputados.

'Y hoy se me nombra Hijo Predilecto a mí, un hijo undécimo de una familia humilde, un título con antecesores entre los que citaré a dos, D. Ramón Carande y Plácido Fernández Viagas, porque llegan muy profundamente a mi corazón', ha dicho Guerra, quien también ha tenido palabras de análisis de la incidencia del nacionalismo en la situación política actual y una receta: 'hemos de reeditar el espíritu de la Transición, para guardar a la Democracia y para guardar a nuestra España'.

'En la etapa final de mi vida contemplo un mundo que junto a un proceso de democratización de la vida social incomparable, junto a una tolerancia imprevisible en las relaciones personales, guarda oculto un sistema que evoca la esclavitud en la dependencia económica y laboral. La prevalencia de la razón financiera sobre la razón económica y hasta sobre la razón moral, está enviando a las jóvenes generaciones al reino de la injusticia y la indefensión', ha argumentado Guerra, quien apuesta por 'ofrecer nuestro testimonio personal, individual, el de cada uno de nosotros, para poder contemplarse sin bochorno, como hacen los premiados hoy'.

En el final de sus palabras, el último Hijo Predilecto de Sevilla ha rendido un homenaje poético a la provincia, 'en la que cuenta más el ser que el tener, una provincia de rica variedad, plena de belleza natural, con magnífico patrimonio cultural y un pueblo acogedor y sabio', y también al paso del tiempo. 'Ante tan generosa distinción, me pongo de parte de las cosas vivas, de todo lo que trabaja para la vida y me identifico con la esperanza y con la fantasía. Y esta noche me hace pensar que hay cosas que la vida te da cuando ya apenas podías esperarlas y su luz maravillosa, elemental, purísima, te hace feliz. Gracias por este regalo', ha concluido.

Por su parte, Ana Rosa Quintana ha destacado éste como 'un momento importante en mi vida, no hay un honor comparable al honor de ser acogida, nada menos que como hija, en una ciudad en la que no he nacido, pero que amo y que me ha dado lo mas importante, el regalo de un matrimonio feliz y una familia grande y generosa. De Sevilla y su provincia solo tengo en mi memoria buenos recuerdos, de una provincia con experiencia de siglos, humanismo y dignidad'.

'Gracias a todos vosotros, que con vuestra presencia rubricáis el simbolismo de este nombramiento. Soy una simple comunicadora que intenta transmitir todo aquello que nos ha tocado vivir de un modo honesto, no tengo mas méritos que aportar mi granito de arena para que nuestra sociedad tenga toda la información y saque sus propias conclusiones, porque solo así seremos ciudadanos libres', ha dicho la comunicadora, que ha vuelto a reivindicar su pasión por el periodismo.

En su intervención ha tenido, como Alfonso Guerra, un guiño con la actualidad, por una parte felicitando a Sevilla por el reconocimiento de la Plaza de España como segundo mejor monumento mundial y, por otra, reconociendo su orgullo por 'sentirme sevillana, además me siento española, algunos no lo comprenden en estos tiempos que corren, pero todo cabe en el corazón y en el ánimo. Estamos en un momento crucial para nuestra historia, en el que algunas identidades quieren imponerse a otras, por eso hoy más que nunca este reconocimiento tiene sentido'.

LA NÓMINA DE LOS GALARDONADOS

 En esta edición la Diputación de Sevilla ha hecho entrega de sus honores y distinciones a trece galardonados. Ha habido una mención especial con carácter extraordinario, a Manuel Blanco, Julio La Torre y José Enrique Rodríguez, bomberos miembros de la organización PROEM-AID, en reconocimiento a la labor humanitaria desempeñada en el rescate de personas refugiadas, por su calidad humana y dedicación a salvar vidas, aún a riesgo de la suya.

Son Placas de Honor la empresa Los Alcores de Carmona -comercializadora de la ginebra Puerto de Indias-, la Delegación Sevillana de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía -APDHA-, ALCER Giralda, CABIMER y Los Romeros de la Puebla.

Las Medallas de Oro de esta edición han correspondido a la pediatra y oncóloga Ana María Álvarez, el árbitro de fútbol Medina Cantalejo, el pintor Ricardo Suárez, el párroco de Pedrera Enrique Priego y el pianista Dorantes. La Hija Adoptiva de la Provincia en este 2018 es Ana Rosa Quintana y, por último, el título de Hijo Predilecto es para Alfonso Guerra.