Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

Bermejo, referente de la pintura abstracta sevillana, en la Casa de la Provincia con la muestra 'La palabra, la pintura, el silencio'

Inaugurada con la presencia del artista, la diputada provincial de Cultura y el alcalde de Olivares, se podrá visitar en la Sala Triunfo, hasta el 24 de marzo

 

José María Bermejo, artista referente de la pintura abstracta sevillana, estará presente en la Casa de la Provincia de la Diputación de Sevilla a través de una muestra producida por la Institución, en colaboración con el Ayuntamiento de Olivares, titulada 'La palabra, la pintura, el silencio', centrada en las dos series en las que está trabajando últimamente el pintor sevillano: 'Transmisiones' y 'Pintura Continua'.

 

La exposición se inauguraba en la sede del Organismo con la presencia del artista, al que acompañaban la diputada provincial de Cultura y Ciudadanía, Rocío Sutil; el alcalde de Olivares, Isidoro Ramos, junto a su concejal de Cultura, Ramón Parrón, y el comisario de la misma, el conocido artista y crítico de arte, Ignacio Tovar. El público podrá visitarla en la Sala Triunfo, hasta el próximo 24 de marzo.

 

'Estamos ante una muestra pictórica de muchísimo interés, no sólo por la calidad de la obra y la sólida trayectoria de este artista sevillano; sino, sobre todo, por el carácter innovador de la producción de Bermejo, que, en su momento, y junto a figuras como Luis Gordillo, Gerardo Delgado, José Ramón Sierra o Juan Suárez, iniciaron la apertura de la pintura sevillana a nuevos lenguajes, hasta entonces desconocidos en la Sevilla de los años sesenta y setenta, en los que la pintura se hallaba circunscrita a los límites de la figuración', ha dicho Rocío Sutil.

 

Según la diputada, 'todos ellos han sido maestros indiscutibles de los jóvenes artistas sevillanos actuales y, por eso, desde la Diputación hemos colaborado con el Ayuntamiento de Olivares en la producción de esta exposición, que llevaremos a las salas de la provincia a partir del segundo semestre de este año'.

 

Por su parte, Bermejo ha confesado su 'gran ilusión por participar en este programa provincial, ya que al haber nacido y residir en Olivares, me parece muy interesante la iniciativa de acercar el arte a las vecinas y vecinos de los municipios'.

 

Como complemento de la exposición, la Diputación y el Ayuntamiento de Olivares han editado un catálogo razonado, que recoge las claves sobre esta obra aportadas por el propio artista y por el comisario de la exposición, Ignacio Tovar.

RITMO CREADO POR LA GEOMETRÍA, LA PALABRA Y EL COLOR

 

José María Bermejo (Olivares, 1952), es uno de los máximos exponentes de la pintura abstracta sevillana, perteneciente a una generación (Gerardo Delgado, José Ramón Sierra, Ignacio Tovar, Manuel Salinas), que supuso la ruptura de la plástica sevillana con los cánones tradicionales de la figuración y, por lo tanto, la apertura a la modernidad, allá por los años sesenta.

 

Bermejo parte en su obra de las premisas de la abstracción, pero pronto se va alejando de lo estrictamente gestual para adentrarse en un proceso de investigación que durará décadas y que le lleva a dar un paso más allá, en la búsqueda de un lenguaje propio y absolutamente personal, en el que trabaja en la combinación de las palabras y la reflexión sobre el lenguaje con imágenes gestuales y con el uso de la geometría, en un diálogo entre lo pictórico y lo sintáctico.

 

En 'La palabra, la pintura, el silencio', se reúnen alrededor de sesenta obras procedentes de dos series de pinturas en las que Bermejo ha estado trabajando desde el año 2006 y que se denominan 'Transmisiones' y 'Pintura Continua'.

 

Dando un paso adelante respecto a su obra precedente, en estas series Bermejo se centra en una investigación sobre el lenguaje y sobre el color, a través de una serie de combinaciones de elementos simples, como líneas rectas y curvas y arcos de diferentes tamaños, que se acoplan a fondos geométricos, y a un sistema de líneas y cuadrículas que actúan a modo de un lenguaje estructurado y constructivo. Además de las líneas, tiene gran protagonismo el color de los interiores, tanto en los círculos y cuadrículas como en los fondos, que contribuyen a generar un dinamismo extraordinario y perfectamente estructurado.

 

Como indica el título de una de las series, se diría que el conjunto resultante es una única gran pintura desplegada tanto vertical y horizontalmente en un continuidad del ritmo, creado por medio de la geometría, la palabra y el color.

 

JOSÉ MARÍA BERMEJO

 

Entre 1969 y 1972, Bermejo estudia en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Sevilla. Cuenta con diplomas de asistencia a los cursos de Arte de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, en 1977, y de la Universidad de Verano Antonio Machado de Baeza, en 1983. De 1986 a 1991, es profesor asociado en la Facultad de Bellas Artes de Cuenca, en la asignatura de Tecnología del Color.

 

Tiene obra expuesta en los museos de Arte Contemporáneo de Sevilla, de Pamplona, de Ciudad Real, Unión Fenosa La Coruña y Patio Herreriano de Valladolid; en las colecciones de arte contemporáneo de la Fundación Luis Cernuda de la Diputación de Sevilla; Casa de Velázquez de Madrid; la Fundación Caja de Pensiones de Madrid; Diputación de Huelva; Ayuntamiento de Olivares; L'Oreal Madrid y The Chase Manhattan Bank, de Nueva York. Así como en: la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en Toledo; Junta de Extramdura, en Mérida, Museo José María Moreno Galván, de Puebla de Cazalla. Además de numerosos premios prestigiosos y menciones.