Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

Tola y Kipyegon se suben al podio de un Cross de Itálica cuyo ambiente 'calentó' Abadía


La XXXIV edición del Cross Internacional de Itálica se ha celebrado este año a lo largo de un domingo frío y algo desapacible que, sin embargo, no desanimaba a los aficionados sevillanos, quienes han acudido al Conjunto Arqueológico de Itálica a apoyar, con su presencia y su entusiasmo, un año más, una de las mejores carreras del campo a través del calendario español y de los 12 que componen el circuito internacional.

    En la faceta deportiva, Itálica no decepciona. Desde bien temprano, los amantes del cross pueden comprobar el tesón y la talla deportiva de los corredores sevillanos que, en todas las categorías de base, concurren a la prueba poncina con la ilusión y el compromiso que conlleva la seguridad de que subirse al podio de Itálica es culminar la mejor de las temporadas iniciadas en las diferentes citas del Circuito de Campo a Través de la Diputación.

    En las dos carreras internacionales, del espectáculo se encargaban, no puede ser de otra manera, los africanos, con los triunfos del etíope Tamirat Tola y de la keniata Fatih Kipyegon, quienes se impusieron gracias a su altísima calidad y a una versatilidad interesante.

    El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, y el consejero de Salud, Aquilino Alonso, hacían entrega de un 'plato honorífico' de la Organización de Itálica al equipo de UNICEF, cuatro corredores liderados por el chef de Canal Sur Enrique Sánchez, que corrían el Cross Popular Largo para visibilizar la colaboración solidaria del Cross de Itálica con las personas refugiadas sirias.

    El podio italicense lo completaban, en los hombres, el eritreo Teklemarian Medhin, que ya había reinado en el barro de la edición 2015 del Cross, y el ugandés Thimothy Toroitich, que repite tercer puesto en esta carrera. En las mujeres, el podio estuvo copado por las keniatas, con un segundo puesto para Viola Kiwigot y un tercero para Chepet Cheptai.

    Pero el corredor que 'calentó' literalmente el ambiente en Itálica no fue otro que el primer español en llegar a la meta, al sprint, en octavo lugar: Toni Abadía, el campeón de España, que ha superado ya plenamente el problema físico que le impidió competir en último Campeonato de Europa, en Francia. Abadía dedicó su triunfo a los organizadores y al público de Itálica, 'que me han traído a la meta en volandas', mientras repetía a sus fans sevillanos que, 'hoy he vuelto a sentirme un atleta de élite, porque le he ganado a un africano', haciendo referencia a su duelo, en la última recta, con Haileselassie.

    En las mujeres, la primera española llegó en sexta posición, Trihas Gebre, por delante de Diana Martín, que quedó octava. En cuanto a los sevillanos, en hombres el primero fue el palaciego Samuel Lay, mientras que, entre las féminas, Lucía Pérez cerraba la carrera.

    Entre los puntos más altos de emoción que alcanzó la jornada estuvo el sincero y merecido homenaje que todo el equipo técnico de la Diputación, que hace posible que cada edición de Itálica sea un éxito organizativo, rendía al máximo responsable de la infraestructura, Fernando Pimentel Valero, quien, aunque se encuentra en situación de pre jubilación, ha vuelto a 'hacer magia' en Itálica un año más. Un homenaje al que se sumaban Rodríguez Villalobos, la diputada provincial de Deportes, Ana Isabel Jiménez, y el resto de los diputados provinciales de la Corporación presentes en Itálica.