Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

Las centrales sindicales defienden el papel de las diputaciones como garante de los servicios en los municipios de menor población

 El presidente de la Diputación de Sevilla y de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos, ha mantenido durante la mañana de hoy sendas reuniones con Remedios Cárdenas, de la Federación de Servicios Públicos de UGT-A; Rosendo Martínez, de CSIF; y Francisco Carbonero, secretario general de CCOO Andalucía, que ha venido acompañado el responsable provincial, Alfonso Vidán, y del titular de la Federación de Servicios a la Ciudadanía, Agustín de la Cruz.

Villalobos ha compartido con ellos el contenido del encuentro celebrado ayer entre los presidentes de las diputaciones andaluzas, donde -según les ha explicado- 'consensuamos y aprobamos una resolución en torno a la defensa de los servicios públicos que prestan las diputaciones, una sola voz al margen de la formación que las gobierna'.

El mandatario provincial ha reiterado que 'en una posible reforma de las adminsitraciones públicas es imprescindible incluir la revisión del marco competencial y de financiación de las entidades locales'. Según ha explicado 'en ese marco debe encuadrarse la modernización de las diputaciones y para ello todas estas propuestas las llevaremos a la FEMP para, desde ahí, llegar al nuevo gobierno de la Nación'.

Remedios Cárdenas, ha expresado al presidente de la Corporación Provincial 'el apoyo de UGT a la no supresión de las diputaciones pero sí a una remodelación de las mismas, porque son muy necesarias para las poblaciones pequeñas que no tienen medios económicos ni materiales y las diputaciones tienen que estar ahí; a lo mejor con otras funciones pues los años pasan y la ciudadanía demanda otras cosas, pero no la supresión de la mismas'.

Desde CSIF, Rosendo Martínez ha mostrado también 'el apoyo de esta central sindical a la defensa de las diputaciones provinciales, ya que son un instrumento necesario para la administración del Estado y su desaparición abocaría a perjuicios enormes en los pueblos; las diputaciones tienen el personal que tienen que tener para los servicios que prestan, en ellas no sobra en absoluto ningún trabajador o trabajadora'

Para Pablo Carbonero, de CCOO, 'se ha creado un debate innesario en este país que requiere otros debates como la generación de empleo, el cambio en nuestro modelo productivo, la protección a las personas, se ha metido un debate un poco articifial; desde CCOO defendemos, primero, el empleo que tienen las diputaciones; y, segundo, la labor que hacen en los pequeños y medianos ayuntamientos, que es una prestación de servicios absolutamente imprescindible. Si no existieran las diputaciones, sin duda habría que inventarlas'.