Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

La Diputación estudia duplicar la liquidez a coste cero de sus anticipos reintegrables para los ayuntamientos hasta los 50 millones de euros

Este tipo de concesiones contempla una línea de crédito novedosa, con la que podrá reconvertirse deuda de corto a largo plazo Las bases de convocatoria de estos anticipos reintegrables se han aprobado en el pleno de este jueves En marzo se abrirá la convocatoria de concesiones, que estará vigente hasta final de octubre

En base a la liquidación que pueda arrojar el presupuesto de 2020, la Diputación de Sevilla está estudiando duplicar la cantidad inicial prevista de 25 M€ para los Fondos Extraordinarios de Anticipos Reintegrables (FEAR), de tal manera que la cuantía ascienda hasta los 50M€, 'con el objetivo de que los Consistorios dispongan de más recursos financieros en la etapa postpandémica', en palabras del presidente.

Mientras tanto y como primer paso, el equipo de gobierno de la Diputación ha llevado a la sesión plenaria de hoy jueves y se ha aprobado el paquete dotado con 25,6 M€ para los fondos extraordinarios de anticipos reintegrables que se pondrán a disposición de los Ayuntamientos en este año, como siempre, a coste cero para las arcas locales.

La convocatoria para 2021 de este tipo de ayudas financieras cuenta con cuatro líneas de posibles anticipos extraordinarios, ya que a las tres que figuraban en las bases de 2020 se incorpora ahora la posibilidad de reconvertir deuda del corto al largo plazo.

En concreto, esta nueva línea se trata de anticipos reintegrables destinados a la consolidación de deuda a corto plazo vigente, para transformarla en operaciones de crédito a largo plazo, para operaciones formalizadas antes del 1 de enero de 2021que estén en vigor en el momento de la solicitud, siendo el máximo de la cuantía el importe de los capitales vivos a la fecha de la presentación de la solicitud, con un plazo máximo de reintegro de 110 mensualidades.

Dicha línea ha sido autorizada por el Estado de forma excepcional en la Ley de PGE 2021 y está dirigida a entidades locales que presenten en sus liquidaciones de 2019 o de 2020 remanentes de tesorería negativo o ahorro neto negativo.

Junto a esa novedad, vuelve a permitirse la solicitud de anticipos reintegrables para financiación de inversiones, con un plazo máximo de 110 mensualidades para la devolución; la sustitución de operaciones de crédito a largo plazo de la entidad local con un plazo máximo equivalente a la vida media de la operación a refinanciar o al periodo pendiente de amortización de la operación a refinanciar, con un límite máximo de 110 mensualidades; y la atención a necesidades transitorias de Tesorería, con un plazo máximo de devolución de 11 mensualidades.

Además de estas líneas, que son las que actualmente permite la ley, el presidente ha apuntado que 'si el Gobierno de la Nación arbitrase algún otro mecanismo extraordinario para la financiación de las entidades locales podríamos llevar a cabo una ampliación de las cuatro líneas con las que parte la convocatoria de estas ayudas financieras municipales para este año'.

Hay que destacar que las líneas no son excluyentes entre sí, pero que el Ayuntamiento solicitante debe establecer un orden de prioridad de esas líneas en sus solicitudes. Y como ya ocurriera el año pasado como novedad, este año también se mantendrá la convocatoria abierta de forma ininterrumpida hasta el 30 de octubre, al objeto de que los Consistorios tengan posibilidad de presentar sus solicitudes cuando mejor les venga en clave de tesorería local.