Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

La Diputación de Sevilla edita el libro 'La Villa Ducal de Marchena', de Juan Luis Ravé, en su colección 'Arte Hispalense'

07-100719 LIBRO RAVÉ PORTADA
Portada de este volúmen, número 116 de la Colección Arte Hispalense de la Diputación

La localidad sevillana de Marchena es el resultado de la superposición de varias ciudades históricas. A la Marchena islámica le sucede una villa cristiana, que acabará convirtiéndose en villa señorial, solar de los Ponce de León y capital administrativa del Estado de Arcos.

 

Juan Luis Ravé, licenciado en Historia del Arte por la Universidad Hispalense, profesor de Enseñanza Secundaria y Coordinador del Gabinete Pedagógico de Bellas Artes de Sevilla, y uno de los analistas más interesantes de la Iglesia de San Luis de los Franceses, con un estudio publicado por la Diputación al respecto; ha estudiado todos los aspectos relevantes de esta población en un volumen titulado 'La Villa Ducal de Marchena', que la Diputación ha editado a través de su Servicio de Archivo y Publicaciones, dentro de la colección 'Arte Hispalense'.

 

Según el análisis de Ravé, en Marchena la tradición medieval ha permanecido viva, a pesar de la voluntad ducal por dotar a la villa de elementos representativos propios de las ciudades cortesanas. Todavía son apreciables los rasgos de la ciudad islámica sobre la que se asienta, e igualmente la tradición mudéjar está presente en casi todos sus templos y en la arquitectura civil, no en vano, el principal tratadista de la carpintería de armar española, maestro mayor de Sevilla, Diego López de Arenas, nació y se formó en Marchena.

 

Tras la conquista de Granada su antigua función militar desaparece y las ideas humanistas comienzan a influir en la casa ducal, al tiempo que el fuerte crecimiento del siglo XVI amplió el arrabal y obligó a bascular el centro de la población hacia el exterior de la muralla. Se dota entonces de elementos definidores de una villa ducal: palacio, plaza y fundaciones religiosas.

 

La influencia cortesana es evidente en la plaza mayor, las casas capitulares, obras del madrileño Alonso Moreno y en el templo de San Agustín, proyectado por el maestro mayor de la catedral toledana Bartolomé Zumbigo y dirigido también por su discípulo Alonso Moreno. La riqueza y variedad de su patrimonio artístico deriva de la compleja relación de influencias y procedencias de los promotores y creadores que la conformaron.

 

JUAN LUIS RAVÉ

 

 

Ha intervenido en trabajos de investigación y conservación del patrimonio histórico, como el Inventario Histórico Artístico de la Provincia de Sevilla, y en el asesoramiento en la protección y puesta en valor de diversos Bienes de Interés Cultural. Fue diseñador del plan museológico del Centro Mudéjar de Sevilla y comisario de varias exposiciones, entre las que destaca por su repercusión: Andalucía Barroca itinerante (2007-2009).

 

Es autor del nº 89 de la colección de Arte Hispalense, dedicado a San Luis de los Franceses, y de varias monografías sobre el patrimonio de la villa de Marchena y de la Guía artística de Arahal. Ha colaborado con las revistas: Arte Sevillano, Archivo Hispalense, Laboratorio de Arte y Atrio y ha participado en varios congresos con comunicaciones de investigación y de difusión patrimonial. Además, es coautor de numerosas publicaciones dirigidas a la difusión del patrimonio histórico de la provincia de Sevilla, en el ámbito docente.