Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

La Diputación aportará 1,3M€ para el sellado y la restauración ambiental de vertederos de inertes en Las Cabezas, Las Navas, Lebrija y Aguadulce

‘Se trata de colaborar con los ayuntamientos en la prevención de riesgos para la salud pública y los ecosistemas y ejercer un municipalismo al servicio del medio ambiente', apunta Villalobos

05-190520 JUNTAGOB
En la imagen, pantalla de participación del Equipo de Gobierno de la Diputación en la Junta de Gobierno

La Diputación de Sevilla, a través de su Área de Servicios Públicos Supramunicipales, va a aportar la cantidad de 1,3M€ para la realización de obras de sellado y restauración ambiental de vertederos de residuos inertes, en el marco de las inversiones municipales financieramente sostenibles del ejercicio 2019, en las localidades sevillanas de Las Cabezas de San Juan, Las Navas de la Concepción, Lebrija y Aguadulce.

 

Así lo ha ratificado hoy la Junta de Gobierno de la Institución Provincial, bajo la presidencia de Fernando Rodríguez Villalobos, en una sesión en la que se ha dado el visto bueno a esta colaboración financiera, desarrollada en régimen de concurrencia competitiva entre los municipios solicitantes y reglada mediante bases de una convocatoria publicada en el Boletín Oficial de la Provincia en diciembre del pasado año.

 

‘Los vertederos sin sellar ni restaurar ambientalmente suponen un riesgo para la salud pública de nuestra ciudadanía y para los ecosistemas de la provincia, ya que son un foco de contaminación para el suelo y el aire, acarrean un cúmulo de incomodidades y producen una afección al paisaje’, ha explicado Villalobos.

 

‘Se trata, por lo tanto, de ejercer un municipalismo al servicio del medio ambiente provincial, colaborando con nuestros ayuntamientos en la prevención de los posibles riesgos para la salud pública y para los ecosistemas’, apunta el presidente de la Diputación.

 

Hay que recordar que son los consistorios los competentes por ley en la gestión de los residuos municipales no peligrosos, es decir, los residuos generados en los domicilios particulares, comercios, oficinas y servicios; los procedentes de la limpieza de vías públicas, zonas verdes, áreas recreativas y playas; los animales domésticos muertos, muebles, enseres y vehículos abandonados y residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria.

 

A esas competencias se suma, igualmente, la labor de sellado y clausura de vertederos incontrolados de residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria, que son inertes y, por lo tanto, no experimentan transformaciones físicas, químicas o biológicas significativas, ni afectan negativamente otras materias con las que entran en contacto.

 

‘En la prestación de este servicio es en la que queremos cooperar con nuestros alcaldes y alcaldesas, en el marco de la asistencia, cooperación jurídica, económica y técnica a los municipios que desarrolla la Institución Provincial, sobre todo enfocada a los municipios de menor capacidad económica y de gestión’, concluye Villalobos.