Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

La Diputación actúa contra el despoblamiento mediante la regeneración de barrios y zonas de exclusión social

Las actuaciones previstas en el Plan de Cohesión Social e Igualdad se realizarán mediante la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI)

50118370023_3fd5e2b463_k
El presidente de la Diputación y la diputada de Cohesión Social e Igualdad en una imagen de archivo reciente

El Plan de Cohesión Social e Igualdad de la Diputación tiene como novedad en esta edición 2020 una línea de actuación de cara al despoblamiento con actuaciones enfocadas a trabajar en la regeneración de barrios y zonas en riesgo de exclusión social. Y se hará mediante la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) con financiación de fondos FEDER correspondientes a las Áreas Urbanas Funcionales de Bormujos, que aglutina a los municipios de Castilleja de la Cuesta, Espartinas y Gines. La de Camas, con los pueblos de Castilleja de Guzmán, Santiponce y Valencina de la Concepción.

En la EDUSI Bormujos los municipios han propuesto la promoción de la inclusión social y la lucha contra la pobreza con actuación de formación para la obtención de certificados de profesionalidad, solicitado por las localidades de Bormujos, Castilleja de la Cuesta, Espartinas y Gines. Espartinas solicitó formación con acompañamiento a la inserción socio-laboral; Castilleja de la Cuesta, programa de refuerzo educativo y apoyo social y Bormujos y Espartinas, obras de rehabilitación de edificios públicos. Para todo ello hay un presupuesto de 2,4 M€.

En la EDUSI Camas los municipios se han decantado por acciones dirigidas al impulso de fomento laboral y desarrollo del autoempleo entre mujeres inmigrantes residentes en la zona de Camas y, también, dirigidas a la sensibilización, formación, experiencias profesionales para el empleo, asesoramiento y acompañamiento, de modo presencial y a través de las nuevas tecnologías de la información, lo que permitirá afrontar con mejores herramientas el proceso de conviviencia en el entorno local. Este proyecto fue solicitado por el municipio de Camas.

Por su parte, Valencina de la Concepción, se inclinó por un taller de carpintería y artes plásticas; Castilleja de Guzmán y Valencina de la Concepción, por un programa de refuerzo educativo y apoyo social; Santiponce, por itinerarios personalizados de inserción, y Castilleja de Guzmán, Santiponce y Valencina de la Concepción, apostaron por obras de rehabilitación de edificios públicos. El presupuesto para todas estas acciones asciende a 432.000 euros.

El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, ha expresado que ' a través de la cohesión social garantizamos que los distintos territorios de la provincia mantengan unos niveles homogéneos de prestaciones sociales en condiciones de equilibrio interterritorial. Es por ello que desde la Diputación prestamos asistencia técnica, económica y material que facilita a los Ayuntamientos la realización de las políticas sociales, de igualdad de género y diversidad tan importantes para el conjunto de la ciudadanía de la provincia'.

'En definitiva, ofrecemos un abanico de servicios que están configurados como un elementos esencial del Estado de Bienestar y están dirigidos a alcanzar el pleno desarrollo de los derechos de las personas en la sociedad y a promocionar la cohesión social y la solidaridad' ha concluido.


Más actuaciones acometidas por el Plan de Cohesión Social e Igualdad

Por otra parte, la Diputación ha reforzado las plantillas de los Servicios Sociales Comunitarios con 23 nuevos profesionales de Trabajo Social. La contratación de estos profesionales, realizada el pasado mes de junio, tendrá una duración de seis meses y es fruto de la puesta en marcha del Fondo Social Extraordinario que, aprobado por el Gobierno de España, está haciendo frente al impacto social y económico originado por la Covid-19. Se trata del fondo que fue transferido a las Comunidades Autónomas y, a su vez, éstas debían hacerlo llegar a las entidades locales. Así, de esos 2 M€ que correspondieron a la Diputación, 1,4 M€ se pusieron en manos de los Ayuntamientos en clave social y el resto, algo más de 600.000 euros, es el presupuesto que ha utilizado la Diputación para este refuerzo en las plantillas de los Servicios Sociales Comunitarios.

En el apartado de Ayudas Económicas Familiares, que son las prestaciones dirigidas a la prevención, reducción o supresión de factores que generen situaciones de dificultad o riesgo social para los menores favoreciendo su permanencia e integración en el entorno familiar y social, la Diputación ha destinado 940.115 euros a las familias a fin de atender las necesidades básicas de los menores a su cargo cuando carecen de recursos económicos suficientes para ello. Hay que destacar el incremento de solicitudes y resoluciones aprobadas durante el periodo de confinamiento y se espera que esta tendencia continúe en los próximos meses. En total se han atendido a 445 unidades familiares con un total de 850 niños y niñas.

En lo que respecta a Emergencia Social, la Diputación dispone de un paquete de prestaciones económicas complementarias individualizadas, de carácter urgente o coyuntural, destinadas a paliar contingencias extraordinarias que se pueden presentar a personas o unidades familiares en los municipios menores de 20.000 habitantes. La situación de emergencia social es la necesidad, constatada por los Servicios Sociales Comunitarios, de la atención inmediata a personas o grupos de personas por situaciones de crisis social, catástrofes y accidentes, entre otras. La situación de estado de alarma derivada de la pandemia por Covid-19 ha supuesto un obstáculo en el desarrollo de este Programa en cuanto que los profesionales de los Servicios Sociales Comunitarios no han podido atender presencialmente a la población destinataria del Programa. Asimismo, muchas de las ayudas destinadas a obras de adaptación o puntuales por problemas de habitabilidad han sido postergadas debido a que el sector de la construcción también se vio afectado por la inactividad. En total, se han beneficiado 59 unidades familiares de 30 municipios y un gasto de 92.478 euros.

En cuanto a la Renta Mínima de Inserción Social de Andalucía esta genera un nuevo derecho subjetivo para una mayor defensa y garantía de la ciudadanía ya que actúa como elemento impulsor de la integración social y laboral de las personas perceptoras. La Diputación, a través de su Área de Cohesión Social e Igualdad, elabora el Plan de Inclusión Sociolaboral y asume, entre sus funciones, las altas y modificaciones del personal técnico de Trabajadores Sociales de la provincia y la asignación, apoyo y seguimiento de los Planes con el apoyo del programa informático SIRMI (Sistema de Información de la Renta Mínima de Inserción Social). En el segundo semestre de 2019 se aprobó la Resolución de transferencias de financiación para el refuerzo de personal a contratar por los Ayuntamientos en desarrollo del Programa según Orden la de Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, así como en el primer semestre de 2020, lo que ha supuesto la contratación de 72 trabajadores sociales y 41 personal administrativo con un gasto total de 1,7 M€ para 93 municipios.