Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

El plenario de la Diputación expresa su apoyo a Itálica como Patrimonio Mundial de la UNESCO mediante una declaración institucional

También lo hace apoyando a las personas con síndrome de Asperger/Tea para que se les reconozca la ‘discapacidad social’

IMG-20210224-WA0026
Instante de la celebración del pleno ordinario

El Pleno de la Diputación de Sevilla ha arrancado esta mañana con la lectura de dos declaraciones institucionales referidas al apoyo a Itálica como Patrimonio Mundial de la Unesco, y el reconocimiento como ‘discapacidad social’ para las personas con síndrome de Asperger/Tea.

En la primera de ellas se expresa que la candidatura de Itálica sigue avanzando para ser Patrimonio Mundial de la Unesco ‘y todo ello debido al empeño de la sociedad civil y entidades como Civisur, que vienen trabajando en este objetivo’.

Se trata de un documento exhaustivo y reglado en el que se presenta al Conjunto Arqueológico ‘como un bien a reescribir y a descubrir, ahora en clave de su valor excepcional’. Un documento en el que evidencian sus valores y explican, además, los compromisos de conservación, protección y gestión patrimonial.

La primera fase de la redacción del formulario de inscripción concluirá en abril de 2021. Un trabajo que viene a incidir en la idea de que Itálica posee un valor universal excepcional que no está representado ya en la Lista de Patrimonio Mundial. Es decir, que entre un patrimonio romano altamente representado ya en dicha lista, la ampliación que hizo Adriano de Itálica, que es el bien que proponen, es un bien inédito y merecedor de ocupar un lugar con nombre propio en esa categoría internacional.

En el documento se expresa que la Unesco recibe por primera vez una candidatura presentada por la sociedad civil, que cuenta con un amplio respaldo institucional: Junta de Andalucía, Diputación de Sevilla, Ayuntamiento de Santiponce, Ayuntamiento de Sevilla, Cámara de Comercio, Universidad de Sevilla, Universidad Pablo de Olavide y la Universidad Internacional de Andalucía, entre las instituciones adheridas.

Con todo ello, el plenario de la Diputación apoya el respaldo de la Institución a la Declaración como Patrimonio Mundial de la Unesco al conjunto arqueológico de Itálica, así como poner a disposición de la entidad promotora la colaboración de la Institución Provincial en la consecución de este objetivo.

 

Apoyo a personas con Síndrome de Asperger/Tea

 

En la Declaración institucional se recoge la petición realizada por la Asociación Asperger TEA Sevilla a la Diputación en la que solicita el apoyo del Pleno de la Institución Provincial al reconocimiento de la 'discapacidad social' para las personas con síndrome de Asperger y los trastornos de espectro autista en general. En la exposición de motivos se expresa que a las personas Asperger se les reconoce una discapacidad psíquica superior al 33%, que supuestamente supone un factor de protección social. Sin embargo esta protección también es engañosa ya que hoy en día en el acceso al empleo público se reserva por ley un 10% de plazas para personas con discapacidad, de cuyo porcentaje, el 3% se destina a la discapacidad psíquica. De ese 3%, se reparte el 2% para discapacidad intelectual y el 1% para enfermedad mental.

Y continúa la exposición de motivos argumentando que las personas con síndrome de Asperger no tienen ni discapacidad intelectual ni enfermedad mental, por lo que solo pueden acceder al cupo de discapacidad general que no está adaptado a estilo cognitivo particular. Por ello, quedan de facto marginadas del acceso al empleo público dentro de su propio cupo de discapacidad psíquica. Un dato muy revelador de esta situación es que la tasa de desempleo entre personas con síndrome de Asperger es significativamente mayor que entre personas con discapacidad intelectual y se sitúa, según los últimos datos, en una estimación superior al 85%.

Por ello, se hace necesario el reconocimiento de la figura legal de la 'discapacidad social' para las personas con síndrome de Asperger, y los TEA en general, ya que las pruebas que miden la inteligencia lógica no tienen en cuenta las variables tanto de déficit de procesamiento social, que conlleva unos altos niveles de ansiedad en situaciones sociales, como de sobrecarga sensorial. Estas variables son las que realmente discapacitan a la persona a la hora de su integración social.

Estas personas que tienen un coeficiente intelectual normal pero presentan una significativa discapacidad social, están abocadas, en un gran porcentaje, a la exclusión social en el momento en que son adultas y no tienen padres o red social que los sustente. Son personas muy vulnerables pese a su coeficiente intelectual y presentan muy alto riesgo de marginación, pobreza, indigencia y exclusión social.

En base a todo ello, los grupos políticos que componen el plenario manifiestan su apoyo y reconocimiento hacia las personas con síndrome de Asperger, a sus familias y a las entidades que diariamente trabajan para avanzar y mejorar su calidad de vida. Asimismo, expresan su apoyo al reconocimiento a nivel estatal de la figura legal de la 'discapacidad social', de forma que repercuta no sólo en la posibilidad de acceso al empleo público, la promoción y la mejora de la calidad de vida del colectivo de personas con TEA y síndrome de Asperger, sino en el cumplimiento más real y efectivo del principio de inclusión social al que todas las administraciones están llamadas a cumplir.

Finalmente, el plenario solicitará al Gobierno de España que, en el marco de la legislación estatal, se contemple el reconocimiento de la 'discapacidad social' para las personas con síndrome de Asperger y otros trastornos del espectro autista, de modo que las mismas puedan acceder a los derechos contemplados en la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, evitando su discriminación y favoreciendo su plena integración social.