Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

El Programa de Urgencia Social Municipal, que ya suma casi 70M€ desde su primera edición, ha beneficiado a 54.000 familias en riesgo de exclusión social

La Diputación pone en carga otros 5M€ en una nueva edición del PUM

Al igual que en las dos ediciones anteriores, se realiza una concesión directa de subvenciones a través de Resolución y los Ayuntamientos sumarán otros 814 mil euros en confinanciación del Programa ascendiendo ya sus aportaciones a casi 11 millones desde el inicio

 

PUM
En la foto, de archivo, el presidente Villalobos comparte mesa con la diputada Lidia Ferrera, responsable de Cohesión Social, durante una Junta de Gobierno de la Diputación

Con fecha del pasado lunes, 4 de febrero, la Diputación de Sevilla, a través de su Área de Cohesión Social e Igualdad, ha aprobado la resolución por la que vuelve a destinar 5 millones de euros, mediante concesión directa de subvenciones a los ayuntamientos de la provincia, para que gestionen las contrataciones de personas que se encuentran en situación de exclusión o riesgo social para realizar trabajos puntuales con contratos que oscilan entre los 15 días y 3 meses de duración. A la cantidad de 5 millones, hay que añadir los 814.139 euros que aportan los Consistorios.

 

El Programa de Urgencia Social Municipal está incluido desde el año 2016 como Programa Comunitario dentro del Plan de Cohesión Social e Igualdad 2016-2019, aprobado para este ejercicio por el Pleno de la Diputación el pasado 28 de diciembre.

 

Este Programa cuenta entre sus objetivos con la atención integral a las familias, principalmente a las que se encuentran en situación social y económica desfavorable. El periodo de ejecución se desarrollará hasta el 31 de diciembre de este año con la cuantía total de 5.814.139 euros, distribuidos en función del número de demandantes de empleo no ocupados de cada entidad, según datos proporcionados por el Servicio Andaluz de Empleo correspondiente al mes de diciembre de 2018.

 

Los objetivos inmediatos de este Programa son facilitar recursos a familias con grave problemática social, mejorar su situación, dotar a la población con dificultades sociales y con personas a su cargo de estrategias y técnicas adaptadas a la actual situación económica, incrementar las posibilidades de incorporación en el mercado laboral a mujeres en situación de riesgo, con carácter preferente a víctimas de violencia de género, con objeto de contribuir a paliar el desempleo de las mujeres. Otro de los objetivos es contratar a jóvenes con dificultades sociales que les impidan continuar con sus estudios universitarios o ciclos formativos de grado medio o superior.

 

Los destinatarios finales de las ayudas deberán cumplir con los requisitos de estar empadronados en la Entidad Local que realiza la contratación a 1 de enero de 2019, acreditar la situación de desempleo y pertenecer a una unidad familiar en los siguientes umbrales económicos referidos al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM): familias de 1 solo miembro hasta 1,5 veces IPREM; familias de 2 miembros hasta 1,75 veces IPREM; familias de 3 ó 4 miembros hasta 2 veces IPREM y familias de 5 o más miembros hasta 2,5 veces IPREM.

 

La nueva edición del PUM volverá a beneficiar a más de 4.000 familias en toda la provincia de Sevilla, donde serán los servicios sociales municipales los que determinen qué casos específicos son los que más urgencia tienen para acceder a esta iniciativa de creación de empleo.

 

En palabras de Villalobos, 'con esta nueva apuesta del Plan de Urgencia Municipal volvemos a atender a una demanda permanente de los alcaldes y alcaldesas de la provincia, que son los que más reclaman estas partidas'.

 

Desde que se iniciaran las ediciones del PUM en 2009 como iniciativa enfocada a contratar a personas cuyas unidades familiares se ven más afectadas por una mala coyuntura económica, la Diputación ha destinado 69 millones de euros a los contratos que se generan con el programa. A esa cantidad se han sumado aportaciones de la Junta y los Ayuntamientos por valor de casi 11 millones.