Saltar navegación (alt + s)

Municipios

Noticias del Municipio

La Casa de la Provincia se abre hasta el 7 de enero a la mixtura artística de la escultura y el collage, en la muestra 'Antropomorphos'

Inaugurada hoy por el alcalde de Estepa y las diputadas de Cultura y Cohesión Territorial

 

La Casa de la Provincia de la Diputación de Sevilla acoge, en su Sala Romero Murube y hasta el próximo 7 de enero, una singular exposición que aúna dos disciplinas artísticas: el collage y la escultura. Se trata de la muestra 'Antropomorphos', producida con la colaboración del Ayuntamiento de Estepa, en la que se podrán ver obras de Merche Chía y de Eusebio Rico.

 

Ambos artistas han estado hoy presentes en la inauguración de la exposición, junto a las diputadas provinciales de Cultura y Ciudadanía, Rocío Sutil, y de Cohesión Territorial, Asunción Llamas, y al alcalde de Estepa, Antonio Jesús Muñoz, acompañado por la concejala muncipal de Cultura, Fátima Reina.

 

Merche Chía es una artistas especializada en el collage y con una obra centrada, sobre todo, en la figura humana. Hombres y mujeres se mezclan y entrelazan con texturas y objetos que tienen algo que decirnos. Chía recorta y pega, subraya, pinta, dibuja, superpone, añade y quita o colorea, hasta conseguir que sus 'antropomorphos' denuncien el maltrato, el abuso de poder, la marginación, la discriminación, lo efímero del momento, la violencia de género o la opresión hacia las minorías, mensajes todos que trascienden, de una manera subsconsciente, al espectador de su obra, en una experiencia didáctica y, de alguna forma, reconfortante.

 

Por su parte, Eusebio Rico crea escultura con todo el material que se va acumulando en su taller, unos collages en 3 dimensiones, escultura con material reciclado, recuperado y reutilizado. Su filosofía artística la comparte con Miró: 'que el objeto en sí mismo deje de existir y se transforme en una escultura... hacer de cierta manera un collage de diversos elementos'. En esta muestra, con tema y técnicas ya marcados, los materiales de Rico se van soldando y encolando, de forma que las esculturas de suman a la denuncia y al mensaje silencioso, para mostrar figuras que sostienen el mundo, abrazos infinitos, equilibrios inestables, máscaras o espejos con nuestro reflejo.

 

Según ambos artistas, esta muestra 'tiene la virtud de confundir lo real con lo irreal y la figura humana con lo que no lo es. Así que el visitante, después de ver la muestra, recordará una imagen en su retina sin saber si lo que vio fue una escultura en un papel o un collage sobre una peana'.

 

LOS ARTISTAS

 

Merche Chía es psicóloga infantil y educadora social y una artista autodidacta, que ha encontrado en el collage la técnica idónea en la que articular y volcar su denuncia social y poner de manifiesto temas como la violencia de género, el abandono social o el maltrato. Ha expuesto en Cuenca, Madrid, Sevilla y, entre sus últimas exposiciones, están 'Conectiva' y 'Alma de Olivar: de la cultura del aceite a través de la cultura', ambas en su localidad, Estepa.

 

Eusebio Rico es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, en la especialidad de Conservación y Restauración. Cuenta además con titulación en Artesanía en Mármol, por la Escuela del Mármol de Andalucía, ha sido becado en Carrara (Italia) y ha trabajado como profesor de talla y tiene el accésit de escultura en el XX Curso de Dibujo y Escultura en Bronce, organizado por el Patronato Municipal Adolfo Lozano Sidro, de Priego de Córdoba.

 

Ha trabajado en la restauración de monumentos históricos, con participación en proyectos como: la restauración de la Iglesia de Los Descalzos de Écija (Premio Europa Nostra 2010), actuaciones en el entorno del Puente Romano y la Torre de la Calahorra de Córdoba (Premio Europa Nostra 2014) o intervenciones en el yacimiento calcolítico de la Cueva de la Molina, en Lora de Estepa, y la restauración de la fachada de la Casa Palacio del Marqués de Cerverales en Estepa. Desde 1994, ha participado en varias exposiciones colectivas en distintos puntos de Andalucía y Extremadura, las últimas en Cuenca (2015) y Estepa (2016).