Saltar navegación (alt + s)

Noticias

de la provincia de Sevilla

Presentado en la Casa de la Provincia el libro 'El flamenco y la generación del 27', de Manuel Bernal

El profesor, periodista y escritor Manuel Bernal, ha presentado en la Casa de la Provincia su libro 'El flamenco y la generación del 27', editado con la colaboración del Área de Cultura y Ciudadanía de la Diputación de Sevilla. La presentación la han realizado la investigadora Rocío Fernández Berrocal y Antonio Zoido, director de la Bienal de Flamenco de Sevilla. Un acto que ha contado, además, con la participación de la diputada provincial Rocío Sutil y la Jefa del Servicio de Archivo y Publicaciones de la Diputación, Carmen Barriga.

Además, la presentación ha estado amenizada con el cante de Juan Murube y la guitarra de Ismael de Begoña, que han interpretado a poetas del 27.

Bernal, en la introducción indica que convenía aclarar ante todo que dudaba hasta el final si usar el término cante jondo o cante grande en vez de flamenco, por ser ese dilema un hecho que ha recorrido toda la carrera de aquellos autores del 27 que se interesaron por él de una forma u otra. El autor ha preferido el término flamenco porque dice que 'actualmente esta palabra se ha impuesto sobre las otras y su concepción moderna engloba a las anteriores y entiende que flamenco, cante jondo y cante grande hoy por hoy son sinónimos, aunque habrá seguramente opiniones que no estén de acuerdo con este punto de partida'.

A modo de resumen, en el primer tercio del siglo XX empezó a correr un tiempo nuevo para el conocimiento y el reconocimiento del flamenco. De las fiestas de los señoritos andaluces, las ventas, los cafés cantantes y los prostíbulos, el cante jondo dio el salto a la historia de la literatura en español. De ser una manifestación marginal que no contaba con la mejor consideración de literatos, intelectuales y artistas, y en la que muchos de sus intérpretes y creadores eran gitanos, pasó a ser una de las más influyentes y genuinas formas de expresión musical.

A ello contribuyeron músicos como Falla y escritores como Lorca, Alberti, Villalón, Neville, Hernández y artistas como Torre, Chacón, la Niña de los Peines, Caracol, la Argentinita o Sánchez Mejías. Federico es, sin duda, en opinión del autor, indispensable para entender ese tránsito, aunque al hacerlo se plantean las dudas de cómo pudo escribir el Poema del cante Jondo o el Romancero Gitano sin demasidos conocimientos de flamenco. En este ensayo se aclaran las claves de algunos de sus romances, como los dedicados a la Guardia Civil o a sus amantes.